miércoles, 28 de abril de 2021

Los 25 de Ramiro


Llegó al Turquino el 28 de abril de 1957. Cerraban un ciclo de entrenamiento justo en la cima más alta de Cuba. Junto a ellos, los periodistas norteamericanos Robert Taber y Wendel Hoffman, para filmarlos y entrevistar a Fidel. 

El artemiseño cumplía 25 años en la Sierra ese día, el día en que se tomó la imagen de la victoria, que prefiguraba el futuro.
Ramiro había estado en el Moncada y el Granma, luego en la Sierra, en la invasión, en tareas de silencio o de verde olivo... 

...El que recibió al Che y su tropa en 1997, el del Camilo gigante en la sede del Ministerio de Comunicaciones -que supervisó personalmente para tenerlo por siempre en la Plaza de nuestras multitudes-, el que cargó a Gema -la de Cuba- con felicidad de abuelo....  y todavía está, luchando a diario aquí, por su país...

Patriotismo, osadía, disciplina, amor, entrega, lealtad, discreción, inteligencia y humildad llenan sus 89 años que hoy cumple también en plena Revolución, como aquellos mismos 25.
Y aunque sabemos no es de celebraciones personales, permítanos desearle muchas felicidades, Comandante. Como en el Turquino hace 64 años: Venceremos. 

lunes, 19 de abril de 2021

Gracias, Raúl


Estoy segura de que es un sentimiento compartido este 19 de abril. Estoy segura de que esta es otra victoria de la generación que ha guiado esta Revolución. Estoy segura de que seguiremos venciendo porque, como dijo Camilo, para detener esta Revolución cubanísima tiene que morir un pueblo entero.

Pero a pesar de todas mis certezas, no puedo evitar las emociones. Sé que a muchos  el corazón hoy nos ha hecho un "buchiplún" en mayúsculas  y el nudo en la garganta se ha desatado rostro abajo.
Hay mucho que agradecerle, Raúl, aunque sabemos como buenos martianos que no se trabaja para méritos ni reconocimientos, pero ser testigos y seguidores de pasión obliga. Le agradecemos la osadía, la lealtad, la continuidad, la entereza, la humildad, su sencillez, su sinceridad, su valor, su consejo, su camino y enseñanza de comunista cabal, su vocación de guerrillero y de cuidar con amor y valentía la patria junto a Fidel. 
Mi familia le quiere y le agradece por toda su vida.  Y le abraza en este día de victoria. Y le llevamos al combate diario, a ese del que nunca se separan los revolucionarios de verdad.


domingo, 18 de abril de 2021

Girón: una vacuna, un campeonato y la luz del saber


Se combatía en Playa Girón pero nada detuvo los planes y sueños de la joven  Revolución. Junto a la victoria frente a los mercenarios, otras tres victorias lograba el aguerrido pueblo de Fidel en tres sectores vitales: salud, deporte y educación.

En abril de 1961 el país comenzaba a vivir  una campaña de vacunación para inmunizar a la población infantil contra varias enfermedades que cobraban vidas de muchos pequeños, como la tuberculosis infantil, el tétanos, la difteria y luego  la temible poliomielitis. La campaña marcó el camino del desarrollo de la salud para todos en Cuba que a partir del año siguiente recibía alentadores resultados como el de ser el primer país en América libre de la polio. 


La segunda victoria fue la de nuestro equipo de béisbol en el Mundial que se celebraba en Costa Rica. Los peloteros, al conocer del bombardeo a la capital, el día 15,  comunicaron  su disposición de regresar a Cuba y cambiar bates y pelotas por fusiles. Sin embargo, se les dijo que aquella era su trinchera y que allí debían vencer. A pesar de aquella situación compleja, los peloteros cubanos se crecieron y mientras los medios de difusión daban falsas noticias sobre lo que acontecía en Cuba, siguieron jugando. Fue así que el 19 de abril, cuando Fidel da a conocer que las fuerzas revolucionarias habían tomado las últimas posiciones de las fuerzas mercenarias, el equipo Cuba vencía a México 13-1 y casi aseguraba el título en esa lid. La grandeza de nuestros peloteros se recuerda todavía como un heroísmo que nos dio otra victoria queridísima. 

Y como si no fuera suficiente, en ese abril de 1961 ya Cuba vivía el inicio de la Campaña de Alfabetización. En febrero se había creado el plan piloto con 200 alfabetizadores que se iniciaría en la Ciénega de Zapata y continuaría hacia otros sitios del país. Es así que la campaña no se detuvo y se coronó el 22 de diciembre con la declaración de Cuba Territorio Libre de Analfabetismo. 

La épica de la Revolución enamora.  Un pueblo completo defendiendo a su país, cada quien desde su puesto, ya fuese con traje de miliciano, de pelotero, de médico o con la cartilla y el farol.  Ese fue 1961. Un año que marcó y definió el rumbo definitivo de nuestra soberanía.


Sesenta años después, Cuba sigue combatiendo contra quienes la agreden en escenarios nuevos y celebra su Congreso partidista, nuestros tenistas nos dan alegrías deportivas de clasificación olímpica, nuestro personal de la salud y la ciencia viven junto al pueblo una etapa de vacunación decisiva, y nuestros hijos siguen recibiendo clases de aguerridos profesores y padres que han convertido sus casas en escuelas. Este es el 2021. Otro año que marca el rumbo de nuestro país, en el que se recibe la bandera de la continuidad  de manos de Raúl, y nuestro Presidente asegura que se llevará altísima, luchando, soñando y amando, como hace 60 años. 

sábado, 17 de abril de 2021

Celia y el Partido


Fue miembro del Comité Central  del Partido Comunista de Cuba desde 1965 hasta aquel enero de 1980. El periódico Granma fue para ella su casa, sitio de visitas, reuniones y charlas de madrugadas con compañeros de luchas, periodistas, combatientes... El Partido para Celia también era el alma de la Revolución que maduraba su pensamiento y tenía en la lucha ideológica retos que demandaban más entrega y esfuerzo. 

El Primer Congreso, en diciembre de 1975, comenzó luego de un proceso de preparación fuerte en todo el país, del cual ella formó parte. Así se le puede ver presidiendo la asamblea municipal del Partido Comunista de Cuba del municipio Bartolomé Masó, que tuvo lugar en septiembre de ese año en la ciudad escolar "Camilo Cienfuegos". Atenta, revisando cada documento, consciente de que es en esa instancia, donde radica el grueso de los militantes, donde se logra la unidad y se define el futuro. 


Luego la vemos en la Clausura de ese Primer Congreso, en el teatro Carlos Marx, el 22 de diciembre, aplaudiendo satisfecha, feliz. 

Pero también la tenemos en una de sus ocurrencias creadoras que narra el historiador Pedro Álvarez-Tabío en su libro "Celia, ensayo para una biografía":

"(...) Por ejemplo, son pocos los que saben que se debió a ella la introducción de esa prenda tan práctica para el clima de Cuba que es el safari (...) Pero son menos aún los que conocen que su campaña para esrimular el uso del safari comenzo de una manera que solo a ellapodía habérsele ocurrido. Un día, ante los ojos sorprendidos de los.miembros del Buró Político reunidos en sunperiódica sesió  de trabajo, Celianorganizó in desdile de modelos masculinos vestidos con safaris. Pero lo más sensacional era que esos modelos resultaron ser ministros del Gibierno, jefes de organizaciones de masas y otros dirigemtes que accedieron al requerimiento de Celia. No era fácil resistirse a una petición que viniera de ella, por insólita que pudiera resultarle al interesado. Hay que imaginar lo que habrá disfrutado Raú Roa, entonces Ministro de Relaciones Exteriores y dotado como ella también de proverbial sentido del humor, sirviendo de modelo ante un público semejante."


Así vivía Celia su Revolución, su Partido, su vida...alejada de esquemas, llena de energías, creatividad y siempre pensando cómo poder hacerlo todo mejor. 

La salud de Celia le permitió solamente asistir a ese Primer Congreso...pero sabemos -para felicidad nuestra- que nos ha acompañado en los otros siete  y que estará en los otros siete mil más...no solo por ese hermoso Palacio de Convenciones que nos dejó y que ha sido sede de esos grandes momentos, sino porque en cada pequeña o inmensa obra, en cada palabra, debate, señalamiento y también alegrías, está latiendo la militante de Media Luna.

Recordada junto a otros grandes de nuestra Historia por Raúl en el Informe Central de la cita iniciada ayer, que viva también Celia, pues, en estos días de Congreso.

viernes, 16 de abril de 2021

Congreso...


Este Congreso del Partido será hermoso, con nostalgias del tiempo, extrañando voces, pero hermoso por la valentía de continuar.... Este Congreso tiene luchas nuevas y otras viejas ya, frente a las cuales se ha enfrentado el pueblo durante 60 años y hasta más...

Sigue siendo hermoso ser comunista, abrazar utopías, que cada dolor ajeno sea nuestro y que el nuestro sea empuje. Sigue siendo inmenso el Gigante con el que juraron mis abuelos que defenderíamos la Revolución Socialista hasta nuestra última gota de sangre y 40 años después volví a jurarlo yo en la misma esquina, con el mismo Gigante y mejores fusiles.

Sesenta años después, en 23 y 12, sea cual sea la circunstancia, regreso no a conmemorar sino a ratificar el juramento de defender la Revolución de los humildes. 

Hace 13 años soy militante del Partido que hoy se reúne en Congreso, y mi carné -como el de muchos- lleva la firma de Fidel:

"Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible."

Venceremos.

sábado, 10 de abril de 2021

Tarea de grandes


 El Partido Revolucionario Cubano, el que fundó José Martí y que antecede a nuestro Partido Comunista como elemento de unidad de los luchadores, hoy cumple aniversario. 

En medio del contexto difícil para el mundo y para nuestro país que vivimos un siglo después,  hay palabras que mantienen la fuerza y el aliento para los revolucionarios de hoy, continuadores de los de entonces.  Es así que retomo el artículo del Maestro publicado en Patria el 17 de abril de 1894, en Nueva York, sobre el inicio del tercer año de vida de aquella organización.

"Quien se levanta hoy con Cuba se levanta para todos los tiempos. Ella, la santa patria, impone singular reflexión; y su servicio, en hora tan gloriosa y difícil, llena de dignidad y majestad. Este deber insigne, con fuerza de corazón nos fortalece, como perenne astro nos guía, y como luz de permanente aviso saldrá de nuestras tumbas. Con reverencia singular se ha de poner mano en problema de tanto alcance, y honor tanto (...) Los flojos, respeten: los grandes, ade-lante! Esta es tarea de grandes."

Machete en mano, fusil al hombro, mirada al sueño y pasos seguros, sigamos la marcha de los grandes que señalaron la ruta... hoy y para todos los tiempos.

jueves, 25 de marzo de 2021

Vindicaciones


El texto: una carta que escribiese al director de The Manufacturer ante la publicación de un artículo "Do we want Cuba?" (¿Queremos a Cuba?) q
ue ofendía a los cubanos como pueblo, despreciando sus valores y cuestionando si realmente proporcionaba algún beneficio a La Unión la anexión de la Isla.  La respuesta de Martí, resuelta y contundente, antianexionista y cubanísima, no se hizo esperar.  Escribió el 21 y su palabra se publicó un día como hoy en el The Evening Post. La Historia lo conoce como Vindicación de Cuba. 

"Es probable que ningún cubano que tenga en algo su decoro desee ver su país unido a otro donde los que guían la opinión comparten respecto a él las preocupaciones sólo excu­sables a la política fanfarrona o la desordenada ignorancia. Nin­gún cubano honrado se humillará hasta verse recibido como un apestado moral, por el mero valor de su tierra, en un pueblo que niega su capacidad, insulta su virtud y desprecia su ca­rácter."

Y agrega: "Esos jóvenes de ciudad y mestizos de poco cuerpo, supieron levantarse un día contra un gobierno cruel, pagar su pasaje al sitio de la guerra con el producto de su reloj y sus dijes, vivir de su trabajo mientras retenía sus buques el país de los libres en interés de los enemigos de la libertad, obedecer como soldados, dormir en el fango, comer raíces, pelear diez años sin paga, vencer al enemigo con una rama de un árbol, morir- estos hombres de diez y ocho años, estos herederos de casas poderosas, estos jovenzuelos de color aceituna- de una muerte de la que nadie debe hablar sino con la cabeza descubierta; murieron como esos otros hombres nuestros que saben, de un golpe de machete, echar a volar una cabeza o de una vuelta de la mano, arrodillar a un toro. Estos cubanos ¨afeminados¨ tuvieron una vez valor bastante para llevar al brazo una semana, cara a cara de un gobierno despótico, el luto de Lincoln".

Han pasado 132 años. Nuestro pueblo ha tenido camino largo y complejo,  lleno de intentos de descrédito, desprecio y subestimación, pero que han recibido vindicaciones continuas a golpe de palabra y hechos. 

Así se ha vencido en una manigua, una Sierra, una playa, en una cartilla y pizarrón, en hospitales y escuelas, en un tatami o pista, en un campo sembrado y en la vida de nuestros niños y abuelos. Así se resume todo también por estos días en esa vacuna, que es la esperanza y la alegría de un país antimperialista y soberano que crea y lucha. 

Hemos resistido y vencido, dispuestos como entonces lo escribiera Martí a los del The Manufacturer: "Sólo con la vida cesará entre nosotros la batalla por la libertad."