sábado, 16 de enero de 2021

De todo tipo.....

 


Este día tiene cargas de todo tipo, de las que sirven para hacer revoluciones.....

Repaso imágenes.....fuertes y hermosas, que dejan insomne al más desesperanzado párpado.....


Seguimos soñando, Lennon...

Seguimos luchando, Rubén....

Seguimos venciendo, Fidel....

lunes, 11 de enero de 2021

A propósito de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo

 


Mi país, por su resuelta decisión de ser libre, por haber conquistado en batalla esa libertad sin concesiones y por mantener su soberana rebeldía, ha sufrido en los más recientes sesenta años de su historia despiadados ataques terroristas. Sin embargo, hemos convertido la rabia en legítimos reclamos de justicia y el dolor en amor repartido a quienes lo necesitan tanto o más que nosotros. 

Conocemos el valor  de la vida: salvamos miles a diario aquí y en el mundo. No saldría jamás de la patria de José Martí y de Fidel intento alguno que dañe la integridad de una persona o un pueblo por mandato a sueldo ni por voluntad de Estado. No es la primera vez que nos confinan a estos "oscuros rincones". Pero si tener esta libertad implica  seguir luchando, lo asumimos. No dejaremos nunca de pelear por la paz, como tampoco vacilaremos en defendernos como corresponda. 

Andamos de hermanos por el mundo, diría Martí....y diría Fidel: "jamás un pueblo tuvo cosas tan sagradas que defender ni convicciones tan profundas por las cuales luchar." Nuestra suerte está echada. 

domingo, 10 de enero de 2021

Celia


Esta muchacha de los helechos, como hace unos días leí que definió a Celia la poetisa Renée Méndez Capote, también trajo a La Habana el verde de la Sierra y lo rebelde de cada detalle de su naturaleza. Se convirtió en flor un 11 de enero.

Una de sus obras más lindas, la Oficina de Asuntos Históricos, conserva el alma y su presencia -que no todos los lugares tienen el  alma tan manifiesta-.... Allí, recuerda una de sus trabajadoras, Aida, iban a verla de todas partes de Cuba personas con disímiles situaciones a las que ella daba atención y solución lo antes posible, echando por tierra cualquier sospecha de burocracia y fortaleciendo el puente directo entre el pueblo y sus líderes, cuidando cada paso de Fidel. O asesorando proyectos, organizando actos... construyendo un nuevo país con sus mujeres y hombres nuevos.
Así fue siempre, en aras de conquistar toda la justicia - como el buen amigo René Montes de Oca titulase un libro. Porque para conquistar toda la justicia  hay que trabajar duro cada día en lo macro y en lo micro....hay que tener la visión hacia el horizonte sin dejar de escuchar la voz de cada pedacito de historia personal que compone y lucha por la grande... Por eso hemos vencido y seguiremos venciendo.
"En el carácter de Celia se integra la dulzura, el cariño, el afecto, la alegría de vivir con la más rigurosa exigencia en los principios y en el trabajo revolucionario. Esta combinación de exigencia y sentido humano en el enfrentamiento de cada problema es una formidable enseñanza para nuestro trabajo de hoy y de mañana."
Así describía Armando Hart a Celia en la despedida de duelo a la heroína; y me atrevo  a reescribir sus palabras de cierre para traerlas hasta hoy:
"Nuestro dolor es muy grande. Pero más grande aún es la tarea que el aliento de Celia nos impulsa a realizar.  ¡Esto es lo que Celia desearía de nosotros! ¡Esto es lo que nosotros cumpliremos con Celia!"
Hoy, en el nicho 43, la flor.....Cada día, en toda Cuba -en nuestras vidas-, la pelea sempiterna por conquistar toda la justicia y la belleza de esta Revolución que su flor más autóctona perfumó.

viernes, 8 de enero de 2021

Guille Vilar

 


Hoy, día requetelindo, cumple años una persona que queremos mucho en casa….un hombre de alma que no conoce límites, revolucionario, musical, un joven beatlemaníaco y vanvanero que con su pasión ha defendido y ganado caminos…. Guille Vilar es, desde que empecé a escuchar Los Beatles, un símbolo, la persona que creía inaccesible, que más sabía y sentía por ellos; el que lloró en Strawerry Field, el que desandó Abbey Road y tuvo el merecido privilegio de compartir con George Martin… Yo ni  pensaba conocerle. Un tipo fuera de serie, como solemos decir cuando el lenguaje resulta poco para definir a las personas como él. 

Mi primer acercamiento fue gracias a otro Guille inmenso –Cabrera Álvarez- en una tertulia de la Tecla Ocurrente, cuando me atreví a cantar el Chamamé a Cuba acompañada de guitarra, por el cumple de los que nacimos en marzo. Así los recuerdos…. 



Hace dos años, conseguimos su teléfono y lo llamamos, porque al principiante guitarrista de la casa ya le gustaban los de Liverpool también gracias a una multimedia que me regaló Danylo, y quise que lo conociera. Desde entonces, Guille ha sido mecenas del tremendo Felipe: discos, películas, revistas, libros....llamadas para que le contestase la exquisita y apretadora pregunta de si Lennon grabó con barba esta o aquella canción…. Absolutamente todo sobre los Beatles…..Por eso hoy no tengo más impulso que escribirle y desearle mucha salud y muchos años más para seguir compartiendo juntos the long and winding road y la bellezura de la vida cuando se siente con la música de los Beatles que nos ha permitido el honor de acompañarle y quererle.

Felicidades, Guille.

El aguerrido pueblo de Fidel



El 8 de enero se consolida el triunfo de la Revolución con la entrada de Fidel a La Habana. El discurso que pronunció en Columbia tendría la clarividencia de los elegidos: en lo adelante todo sería más difícil. 

Por eso regreso a varias de sus reflexiones esa emocionante noche, con ideas que mantuvo a lo largo de su vida:

"¿Quiénes pueden ser hoy o en lo adelante los enemigos de la Revolución?  ¿Quiénes pueden ser ante este pueblo victorioso, en lo adelante, los enemigos de la Revolución?  Los peores enemigos que en lo adelante pueda tener la Revolución Cubana somos los propios revolucionarios.

Es lo que siempre les decía yo a los combatientes rebeldes:  cuando no tengamos delante al enemigo, cuando la guerra haya concluido, los únicos enemigos de la Revolución podemos ser nosotros mismos, y por eso decía siempre, y digo, que con el soldado rebelde seremos más rigurosos que con nadie, que con el soldado rebelde seremos más exigentes que con nadie, porque de ellos dependerá que la Revolución triunfe o fracase."


Esa noche,
paloma en hombro, aseguró que sólo se volvería a reunir una multitud como esa el día que el pueblo los fuera a despedir, porque ellos jamás le fallarían a nuestro pueblo:

"Así que eso es todo por hoy.  Realmente, nada más me falta algo...  Si supieran, que cuando me reúno con el pueblo se me quita el sueño, el hambre; todo se me quita.  ¿A ustedes también se les quita el sueño, verdad? 

Lo importante, o lo que me hace falta por decirles, es que yo creo que los actos del pueblo de La Habana hoy, las concentraciones multitudinarias de hoy, esa muchedumbre de kilómetros de largo —porque esto ha sido asombroso, ustedes lo vieron; saldrá en las películas, en las fotografías—, yo creo que, sinceramente, ha sido una exageración del pueblo, porque es mucho más de lo que nosotros merecemos.


Sé, además, que nunca más en nu
estras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante, excepto en otra ocasión —en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbres—, y es el día en que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!"

Y así fue. Lo constató cada corazón a finales de 2016. Por eso, 62 años después, el aguerrido pueblo de Fidel sigue reviviendo la caravana de que cumplió sueños de Oriente a Occidente.

"Cuando yo oigo hablar de columnas, cuando oigo hablar de frentes de combate, cuando oigo hablar de tropas más o menos numerosas, yo siempre pienso:  he aquí nuestra más firme columna, nuestra mejor tropa, la única tropa que es capaz de ganar sola la guerra:  ¡Esa tropa es el pueblo! "

Aquí seguimos, Comandante.




martes, 5 de enero de 2021

Juego que me regaló un 6 de enero

Soy ciudadano del amor, llevo dogal de belleza

entre la hombrera y la cabeza, entre rodilla y cinturón.

Haciendo crítica social me perfumé de valiente, creyeron que era disidente y no era más que natural.

Martí me habló de la amistad y creo en él cada día, aunque la cruda economía ha dado luz a otra verdad.

El mundo tiene la razón puesta en el pan, en el diario, ese señor rudimentario que nos dará la absolución.

Ciega, la vida nueva es

como un verso al revés,

como amor por descifrar,

como un Dios en edad de jugar.

Trino, vete al destino, al punto que será final, juega a lo que no jugué

y canta que aunque sin rey mago sigo en pie.

Seguro estoy requete mal, debo sufrir algo extraño,
pues ni la hiel ni el desengaño me dan razó9n de funeral.

El fin de siglo trae la sien cebada de pudredumbre,
como invitándome a una lumbre que prenderá quien ame bien.

Bendito el tiempo que me dio una canción sin permiso.
Bendito sea el paraíso algo infernal que me parió.

El día del Armagedón no quiero estar tras la puerta,
sino soñando bien alerta, donde esté a salvo de perdón.


sábado, 2 de enero de 2021

Marcha triunfal del Ejército Rebelde


¡Primero de Enero!

Luminosamente surge la mañana.
¡Las sombras se han ido! Fulgura el lucero
de la redimida bandera cubana.
El aire se llena de alegres clamores.
Se cruzan las almas saludos y besos,
y en todas las tumbas de nobles caídos
revientan las flores y cantan los huesos.
Pasa un jubiloso ciclón de banderas
y de brazaletes de azabache y grana.
Mueve el entusiasmo balcones y aceras,
grita desde el marco de cada ventana.
A la luz del día se abren las prisiones
y se abren los brazos: se abre la alegría
como rosa roja en los corazones
de madres enfermas de melancolía:
Jóvenes barbudos, rebeldes diamantes
con trajes olivo bajan de las lomas,
y por su dulzura los héroes triunfantes
parecen armadas y bravas palomas.
Vienen vencedores del hambre, la bala y el frío
por el ojo alerta del campesinado
y el amparo abierto de cada bohío.
Vienen con un triunfo de fusil y arado.
Vienen con sonrisa de hermano y amigo.
Vienen con fragancia de vida rural.
Vienen con las armas que al ciego enemigo
quitó el ideal.
Vienen con el ansia del pueblo encendido.
Vienen con el aire y el amanecer
y, sencillamente, como el que ha cumplido
un simple deber.
No importa el insecto, no importa la espina,
la sed consolada con parra del monte,
el viento, la lluvia, la mano asesina
siempre amenazando en el horizonte.
¡Solo importa Cuba! Solo importa el sueño
de cambiar la suerte.
¡Oh, nuevo soldado que no arruga el ceño
ni viene asombrado de tutear la muerte!
Los niños lo miran pasar aguerrido
y piensan, crecidos por la admiración,
que ven a un rey mago, rejuvenecido,
y con cinco días de anticipación.
Pasa fulgurante Camilo Cienfuegos.
Alumbran su rostro cien fuegos de gloria.
Pasan capitanes, curtidos labriegos
que vienen de arar en la Historia.
Pasan las Marianas sin otras coronas
que sus sacrificios: cubanas marciales,
gardenias que un día se hicieron leonas
al beso de doña Mariana Grajales.
Con los invasores, pasa el Che Guevara,
Alma de los Andes que trepó el Turquino,
San Martín quemante sobre Santa Clara,
Maceo del Plata, Gómez argentino.
Ya entre los mambises del bravío Oriente,
Sobre un mar de pueblo, resplandece un astro:
ya vemos… ya vemos la cálida frente,
el brazo pujante, la dulce sonrisa de Castro.
Lo siguen radiantes Almeida y Raúl,
Y aplauden el paso del Héroe ciudades quemadas,
Ciudades heridas, que serán curadas,
y tendrán un cielo sereno y azul.
¡Fidel, fidelísimo retoño martiano!,
asombro de América, titán de la hazaña,
que desde las cumbres quemó las espinas del llano,
y ahora riega orquídeas, flores de montaña.
Y esto que las hieles se volvieran miel,
se llama…
¡Fidel!
Y esto que la ortiga se hiciera clavel,
se llama…
¡Fidel!
Y esto que mi Patria no sea un sombrío cuartel,
se llama…
¡Fidel!
y esto que la bestia fuera derrotada por el bien del hombre,
y esto, esto que la sombra se volviera luz,
esto tiene un nombre, solo tiene un nombre…
¡Fidel Castro Ruz!

Indio Naborí