domingo, 9 de febrero de 2020

Inspiración.. ..

 http://razonesdecuba.cu/90-razones-por-fidel-el-maximo-inspirador-capitulo-101-video/

96

Puede que signifique familia, hogar, la belleza de estar juntos.....puede significar muchas cosas.....pero para mí, este 11 de febrero son los 96 de papi...mi abuelo
...y aunque parezca a veces que mi mano anda lejos de la gente que conocí, los dos sabemos que vamos juntos... que no tiene que vernos el universo para certificar lo cierto, ni somos para que otros nos vean ser...Sencillamente somos...y seguiremos siendo....

sábado, 1 de febrero de 2020

Tocan tiempos difíciles.. .

Las palabras de Álvaro García Linera son una lección para los revolucionarios del continente.
La realidad de la Bolivia plurinacional que hoy no ha sucumbido a pesar de la dictadura que vive tras el golpe de Estado, a pesar de tener una mueva marioneta yanqui con el pelo oxigenado, aspiraciones nórdicas y vergüenza de sus facciones de india.
El pueblo boliviano sigue luchando y se prepara ahora para las elecciones de mayo, aún cuando se conoce la maniobra de la derecha para que no pueda regresar al poder el Movimiento al Socialismo, es decir: el pueblo. Golpistas de candidatos y apostando siempre a las segundas vueltas donde todo tipo de alimañas se unen en pos de lo mismo...ganar a toda costa, incluido el fraude del que acusaron fraudulentamente a la victoria del Evo.
De tanto miedo que le tienen al pueblo,  continúan las persecuciones a miembros del gabinete de Evo Morales, amenazas a sus familiares, maltratos, y hoy es noticia la detención de la apoderada del presidente legítimo de ese país para incautarle documentos que luego impidan la inscripción de Evo en elecciones.
Los pueblos no deben olvidar que los que usan las armas contra ellos no tienen más opción porque representan el poder por la fuerza, vacío de respaldo y ausente de consensos. Solo asesinando e intimidando lograron instalarse...
En estos 3 últimos meses Bolivia ha dolido, luchado, caído ....y ya se levanta presta a vencer ..como parte del ciclo de la historia de los revolucionarios de este continente que tenemos en la lucha nuestro único destino.
Tocan tiempos difíciles...pero para eso estamos los revolucionarios....

sábado, 4 de enero de 2020

Celia y el 2020




Este es el año de su centenario y dentro de pocos días serán 40 de su partida física....Ella, la que hizo de cada detalle una característica de nuestra Revolución desde la mismísima Sierra Maestra; a la que canción, libro o el homenaje siempre le quedarán cortos -y con los que nunca habría estado de acuerdo por su humildad-; ella, la de la sensibilidad y la capacidad...Para ella tendrán que ser mis primeras palabras de este blog en 2020, porque si dedicarle un año es insuficiente a personas entrañables como ella, dedicar solo par de días sería imperdonable. 
Celia es una de las poesías de esta Revolución... Y sin la poesía no se puede vivir. 
Dediquemos este año a Celia y que en lo adelante sea su ejemplo cada día el que también nos ayude a ser mejores personas.

domingo, 24 de noviembre de 2019

Fidel, en cualquier circunstancia...






Otro 25 de noviembre y solo se puede hablar de presencia....Parecía adivino el poeta Virgilio López Lemus cuando hace unos años escribió para él unos versos que resumen su humildad y consecuencia...y nuestra resolución a seguir dándolo todo por él, que es lo mismo que decir por Cuba.

Su presencia

Su nombre es verbo: sea el día
y sean las noches. Nadie puede resumirlo,
no se dedica un poema directamente a él,
ni una pieza recién hecha, ni una fábrica.
Es un padre, pero todos lo vemos como el mejor
de los hermanos, el amigo más alto.
No se le dedica directamente cosa alguna
pero cada hombre del pueblo moriría por él
en cualquier circunstancia.

sábado, 16 de noviembre de 2019

Crónica desde Cochabamba

Cochabamba 16 de noviembre de 2019

Llegamos a Cbba a las 4 am

(Preámbulo: el viernes 15 de noviembre mediante datos de compañerxs de trabajo que viven en Sacaba nos enteramos del nivel de catástrofe que ocurría en la avenida Villazon (7:30 pm.), niños perdidos y llorando desesperados, mujeres heridas y/o desaparecidas, muchos hombres en pésima situación. Ante la impotencia y el enojo de todo cuanto estaba pasando en Sacaba, nos organizamos desde las individualidades y/o colectividades urbanas (fueron llamadas, “wasapeadas”, “facebookeadas”) para poder asistir en lo que se podía. No nos importó colores políticos a los cuales no nos adscribimos pues creemos en el respeto a los derechos humanos básicos de todo ser humano. Desde Sacaba nos dijeron que el hospital sucumbió, no había medicamentos, las farmacias cerradas… Nos pusimos en campaña -vía redes – tras constatar que ningún medio de comunicación de Cochabamba estaba cubriendo lo que nos relató nuestrxs compañerxs de trabajo- para colectar medicamentos. Nos logramos encontrar con varias personas que sí vinieron e hicieron donaciones de medicamentos a la plazuela El granado de Cbba.)

De ida hacia Sacaba nos revisaron lo que llevamos, al ver que eran medicamentos para llevar al hospital nos dejaron pasar. “La avenida Villazón, llena de piedras, resabios de que hubo enfrentamientos”. Llegamos a puertas del hospital, carteles de nombres publicados en unas cartulinas pegadas en su muro, gente buscando nombres, algunas personas sencillas caminando con jarritas de café y matecitos, hacía frío, la mayoría esta angustiada, no saben si su familiar están detenido, en la morgue o en el hospital Viedman o en otro lugar, una señora anda asustada porque el celular de su familiar se apagó desde las 4pm…

Logramos realizar audios de entrevistas -al menos a 2 señoras pues hay miedo de que les persigan, testimonian que no hubo medios de comunicación para reflejar los hechos que se suscitaron en el disque “enfrentamiento”, el relato de aquello que nos comentaban era para sorprendernos.

Esta marcha se la convocó para ir a La Paz (desconocen cualquier posibilidad en entrar a Cbba, solo pasarían por la Av. Heroínas para seguir su rumbo), su objetivo: “solicitar el respeto a la Wiphala”, la consigna “marcha pacífica” y pedir a la Presidenta que haga respetar a las mujeres de pollera que ellas también son parte de Bolivia. En el camino se encontraron el contingente policial por el puente Huayllani, lo policías les dijeron que esperan entre 20 a 30 minutos para que continúen su paso, que ellos irían resguardados. Así lo hicieron, después de ese lapso, aparecieron mucho más armados y detrás de ellos los militares. No faltó que una persona -de entre los marchistas- que haya lanzado una piedra (de pronto por su enojo) y el contingente, allí presente, desató (teniendo mujeres y wawas en frente a esta “fuerza del orden” que tranquilamente podían registrar su existencia del tipo de marchistas a simple vista) gases lacrimógenos y comenzaron a perseguirles mientras ellxs buscaban refugio. Los militares lanzaron balas, mucha gente que estaba corriendo uno al lado del otro caía al suelo…

Mientras nos hacían esperar en el hospital de Sacaba, las personas que salían nos decían que al ser atendidos les estaban cobrando por los medicamentos y que mejor ellos -lxs heridxs- se lo consigan. Tras esta información nos fuimos al puente de Huaykuli (la Av. Principal a Sacaba) y llevando las bolsas de los medicamentos con lxs compañerxs que partimos de Cbba, en el camino constatamos la enorme cantidad de destrozos que hicieron, se hicieron apachetas simbólicas en los lugares donde cayeron los asesinados (yo estoy segura que los asesinaron), las personas estaban sentadas a los extremos de la Av. Haciendo vigilia, al vernos llegar con bolsas, una luz en sus ojos y algunxs llorando nos aplaudían. Al llegar hacia el puente vimos que estaban velando en plena avenida los cuerpos de lxs caídos, el llanto en la calle, la señora que se desmayaba en llanto, la gente en círculo alrededor de los caídos mientras estaban siendo velados…

Nos pusimos en marcha, algunas personas tenían heridas leves, los fuimos atendiendo, mi sobrina -enfermera- nos dio un curso rápido del como atender heridas y/o contusiones… comenzamos a atender a quienes se podían… mientras tanto, varios compañerxs activista que eran parte del grupo que partimos desde Cbba comenzaron a documentar los hechos, logramos hacer grabaciones de audio, la gente tiene miedo de que se les grave.

En ello llega un auto dejando a señoras que habían sido arrestadas, ellas llegan con heridas de golpes. Mientras le atendíamos, una señora nos comenta que en la cárcel hay casi 50 mujeres y más de 100 hombres a quienes les están propinando todo tipo de golpes, insultos, amenazas, agresiones y vejámenes, cuando las señoras reclaman (desde el espacio estrecho donde las tienen apresadas, acinadas) los atropellos que los policías están haciendo, les dicen “Callense!, si siguen reclamando les vamos a meter gas lacrimógeno”, las hacen callar a la fuerza mientras oyen las torturas infligidas hacia los hombres…

A las señoras las sueltan en grupos pequeños con la condición de que no hablen nada, si dicen algo no soltarán a los hombres… (Hay alta indignación y rabia de la señora a quien estamos atendiendo, tiene un golpe el cuello a la altura de su nuca).

En medio de la gente, cuando les decimos la impresión de que en la ciudad tienen la apreciación de que ellos están yendo con armas, un señor (de al menos unos 50 años), en qhichwa nos dice, “a nosotros nos están agarrado, ‘Chapareño es’, nos empujan y nos sacan fotos con sus armas, luego dicen que tenemos armas. Si armas hubiéramos tenido, también habría bajas de los policías, ¡¿cuáles armas?!” (llora de indignación).

Nosotras lloramos con él porque sabemos, sentimos que no hay mentira en sus palabras, la gente a su alrededor contiene el llanto y reclama justicia…

Otro señor nos pide relatar lo que ha vivido, un señor de 60 años (más o menos), le decimos que lo manifieste en qhichwa, que no hay problema.

El nos cuenta lo que pasó pues estaba en primera fila, entre las primeras personas donde habían niñas, adolescentes y mujeres (transcribiremos y traduciremos todo lo que hemos documentado en otro momento), inicia desmintiendo que hayan querido entrar a Cochabamba a tomar sus calles. Denuncia su indignación del cómo han quemado su Wiphala (“Wiphalay” nos dice), el cómo están tratando a las mujeres de pollera. Nos dice que son testigos del cómo las han pateado y les hicieron quitar sus polleras a las mujeres, ellos sienten que los han estudiado por completo, porque eso de que hayan encontrado dineros no es verdad, y si fuera así como dicen, “¿acaso moriríamos por 50bs?”, nos duele porque nuestros hijos están dentro de los militares y policías…

Así los relatos y el llanto de la gente se hacen oír…
Buscamos un lugar para resguardar los medicamentos, hay un grupo de jóvenes de Sacaba (a quienes no pudimos contactar porque estaban atendiendo y/o acompañando a heridos en los hospitales de Quintanilla y Viedman) que también se han organizado para apoyar a la gente herida, una vez acordado el lugar vamos en grupo llevando los medicamentos, nos acompaña el contacto de uno de estos jóvenes para conocer el espacio, y vemos que la solidaridad de la gente de Sacaba se transmite en las calles, están llegando con sopitas calientes en trufis. También hay denuncias de que no les están dejando entrar a Sacaba con las frazadas (el frio encrudeció mucho más) y los abrigos que estaban llevando al puente de Huayllani.

Saben bien que yo no apoyaría a un gobierno con las políticas implementadas del Evo Morales, NO, pero la viejita que lloraba entre las personas que se aglutinaban para tener calor decía en quechua “nunca nos hubiera ocurrido esta desgracia (refiriéndose a los muertos) cuando estábamos con el ‘tata Evo’”.

Compañerxs, hemos constatado el nivel de atropello a los derechos humanos de las personas que, por “x” o “y” motivos, decidan protestar. Si la gente urbana, “gente educada” y ferviente a un credo basado en biblias tienen la filosofía del celebrar el dolor ajeno, son simples ignorantes.

Ojo, un dato curioso: entre la gente que circula anoche habían personas que tenían la bandera tricolor flameando en la manos de quienes buscaban apoyar, sin sentir miedo, sin sentirse apartados, buscaban apoyar y era “ninguneado”. Yo me pregunto, ¿Si aquí en la ciudad yo portara una wiphala…?, realmente me sentiría con miedo… Me enferma la actitud urbana.

Por: Alejandra Escobar
Ciudadana Cochabambina de Bolivia
Doy fe de todo cuanto digo en todo este escrito es real, estuve presente junto a otrxs compañerxs urbanxs -15 personas en total- de Cochabamba quienes nos dimos cita para ir al lugar de los hechos.

viernes, 8 de noviembre de 2019

Nos quedamos cortos...


El juego de beisbol en el que Cuba acaba de eliminarse del Premier, terminó. Y veo ahora "Mi Béisbol" a Reinaldo Taladrid. Justo-justo...
Faltará de todo material, pero lo más duro es la  falta de alegría, falta de liderazgo, falta de magia, de belleza, de poesía del béisbol... y sí: hace 20 años se jugaba una pelota diferente... pero hace 20 años aquí se jugaba mejor que hoy, aquí se llenaban los estadios, y había peloteros que eran el sueño de muchos..Nada más hay que ver a Ulacia llegando a segunda en la final de Atlanta 96, o la maestría de Linares en cualquier momento, o a Vargas jugando primera, o a Lazo ponchando cuando pesaba tres veces  menos ..o Muñoz...a tantos...¿Qué nombres mencionar hoy?...Y cuando intentamos subir el nivel de algunos, otra verdad  durísima: lo de nosotros no se resuelve solo a golpe de contratos...
Y yo sé que hay entregas , sacrificios y años de dedicación, pero lo que se refleja no es suficiente....Conformarnos y creer solo en el cambio por indicación y superación, y no por pasión, será siempre insuficiente.
 La mística no se signa ni se eleva por repetición como la técnica... Los que se quedan sin musa no pueden hacer poesía...Nos falta entrega...falta reír  jugando, llorar el revés , conocer de verdad a los grandes de nuestro país, admirar nuestra trayectoria y soñarse con las 4 letras. Si el Cuba no es el gran sueño, no se gana ni se lucha...
Y yo le sigo yendo a mi equipo, lo sigo viendo hasta el final , porque acomodar el alma a lo obvio es matarla un poco más....
Pero para mi pesar - y de muchos- nos seguimos quedando cortos...